TEL AVIV 

Tel Aviv es una ciudad, donde todo es posible! Cuando me preguntan cómo es, mi respuesta es sencilla: una mezcla entre Río de Janeiro y Nueva York. Sus playas son espectaculares: arena y agua verde y caliente. A mi entender son más lindas que las de Europa.

Les cuento algunos datos generales sobre Israel. Cuenta con 8 millones habitantes de los cuales 2 millones son árabes, entre ellos musulmanes y católicos y el resto son judíos (6 millones). La diversidad cultural caracteriza a este país. Hay etíopes judíos, los descendientes del Rey Salomón y la Reina de Saba. En 1991, 14.500 etíopes judíos llegaron a Israel en una operación militar encubierta llamada “Operación Salomón”.

En Tel Aviv, el centro económico de Israel, se localizan las mayorías de las empresas internacionales. Cabe mencionar que Israel es el país con más “startups” (micro emprendimientos) per cápita: reciben mucha ayuda del gobierno.

Tel Aviv es una ciudad multicultural: acá vive gente de todo el mundo: franceses, estadounidenses, argentinos, brasileros, uruguayos, polacos, rusos.

Un dato curioso: a los judíos israelíes nacidos en Israel les dicen “sabra”( slang), debido a una fruta que lleva ese mismo nombre y es típica del país.

Ver gatos deambulando por todo Tel Aviv es algo muy común. Dicen que los trajeron, hace muchos años, porque había una invasión de ratas. El tema es que luego se reprodujeron y ahora es una postal infaltable de la ciudad de Tel Aviv.

Su vida nocturna es espectacular. Los bares sobre la costa le ponen todo la magia a esta ciudad de 400.000 habitantes (la segunda más grande del país después de Jerusalén, que cuenta con 800 mil habitantes).

El boulevard Rothschild es el punto de encuentro y centro de la ciudad. Todo turista pasa por allí.

En Israel y especialmente en Tel Aviv, la gente cuando ya no usa algo, hace “tzedaká” que significa solidaridad. Y lo dona: muchas veces a organizaciones o lo deja en la calle. De esta forma es muy común ver ropa, objetos para la cocina, muebles, colchones, artefactos eléctricos, libros entre otras cosas. En mi caso he renovado mi placard con algunos pullovers y también encontré libros interesantes

 Perderse por las calles de Neve Tzedek, su barrio bohemio, es algo increíble. Es el lugar donde residen los artistas y eso se puede apreciar desde la calle ya que cada fachada tiene un toque distintivo y algo que la hace única.

Algo que me encanta es que sus calles tienen nombre de apellidos judíos; ¿lo que la hace aún más interesante es que la universidad y campus de Tel Aviv está sobre la calle Einstein, qué paradoja no?

El mercado “Shuk HaCarmel” es de gran interés para la ciudad y concurren tanto residentes como turistas para comprar desde frutas y verduras frescas, hasta souvenirs, artículos de perfumería, bolsos, etc.

Lo lindo de esta ciudad es que en una misma cuadra hay edificios de 100 años y otros de 5; lo antiguo convive con lo nuevo.

Ir a Yaffo, el área árabe de la ciudad, es una visita obligada. Degustar platos típicos árabes, como el hummus, falafel y shawarma harán que te enamores de esta ciudad. Se puede recorrer Yaffo con el Free Tour de Sandesman. Diariamente a las 11 y 14 hs, parten desde la Torre del Reloj de Yaffo.

Hay muchos museos y teatros. “Habima” es el Teatro Nacional de Israel. Se encuentra en la plaza Habima, en el centro de la ciudad de Tel Aviv.

En 1995 El primer ministro de Israel, Isaac Rabin, fue asesinado cuando presidía un acto multitudinario ante más de 100 mil personas, en pro de la paz en una plaza de Tel Aviv. Dicho lugar donde se llevó a cabo este trágico episodio para el mundo, es visitado diariamente por los turistas.

En Israel todos hablan inglés, muchos otros francés y español, así que la comunicación no es un problema

Podes venir a Tel Aviv en verano o en invierno y siempre encontrarás diversiones e historia. ¡Una ciudad que nunca duerme! Puede leer más en el siguiente artículo Viajar a Israel, ¿es peligroso? (escrito por una latina que vivió en Israel)