Cómo fue mi viaje por el mercado flotante de Can Tho

Al visitar el sudeste asiático había una experiencia que no quería perderme: visitar los mercados flotantes en algún país de allí. Si bien me habían comentado que mucho de ellos se volvieron meramente turísticos, yo quería apreciar la esencia de la compra venta autóctona en el río.
En Tailandia no pude ir, ya que el mercado flotante de Bangkok estaba abierto sólo los fines de semana, así que en Vietnam aproveché y fui al mercado de Can Tho desde Ho Chi Minh. Llegar allí me llevó alrededor de 5 horas, previas paradas técnicas y también de visita a templos.


Había dos opciones: pasar la noche en un hotel o en un guesthouse. Yo opté por esta última y no me arrepiento. Dormí en una cabaña escuchando los sonidos propios de la selva y de los animales que viven allí. Al llegar al guesthouse, una riquísima cena vietnamita nos estaba esperando…y hasta pudimos preparar parte de ella.


A la mañana siguiente desayunamos y partimos a las 7 am hacia el mercado flotante. Creo que la aventura no sólo es ver el mercado flotante, sino apreciar cómo vive la gente a orillas del río. Si bien había otros barcos con turistas, creo que este mercado fue bastante auténtico. Vendían ropa, frutas, verduras y productos de primera necesidad.
Estuvo bueno, aunque creo que lo que más me gustó fue la experiencia de la guesthouse…me hizo acordar mucho a mis días en la selva amazónica. Pueden leer el articulo “3 dias entre anacondas y delfines rosados en amazonas peruano”

Pueden leer otra nota de Vietnam, Los túneles de Cu Chi, el escondite de los vietnamitas frente a los estadounidenses